viernes, 19 de septiembre de 2014

Garantizado abasto de alimentos, agua y medicinas en Baja California Sur
* El tema de la seguridad se atiende con acciones específicas, dice el director general de Protección Civil.
La Paz B.C.S.- En Baja California Sur no hay desabasto de alimentos, agua, medicinas y combustibles, señaló Ricardo de la Cruz Musalem, director nacional de Protección Civil, luego de destacar que gracias a la coordinación de esfuerzos los gobiernos federal, estatal y municipal es posible notar importantes avances no sólo en garantizar la disponibilidad de productos de consumo básicos; sino también en la rehabilitación de los servicios.  
Dijo que si bien los ciudadanos batallan un poco más para la obtención de los productos, es debido a la situación de afectación en la que quedaron los comercios, sobre todo en Los Cabos y La Paz, lo que evidentemente dificulta acceder de una manera ágil.
“Es importante que la gente conozca que no hay desabasto ni de alimento ni de agua, sí cuesta trabajo hacer llegar esos insumos pero no hay desabasto”, agregó para luego mencionar que es notorio el avance, pues ya se nota actividad empresarial y bancaria.
El funcionario federal también precisó que para tranquilidad de los sudcalifornianos se han implementado acciones específicas de seguridad para respetar el estado de derecho.
Preció que se diseñó una estrategia de seguridad muy puntual en la que las fuerzas federales, SEDENA y Marina y Policía Federal han resguardado perímetros, están haciendo rondines para asegurar la tranquilidad de la población. No se escatimará el esfuerzo para salvaguardar la seguridad y tranquilidad de los sudcalifornianos.
Señaló que ha habido un gran avance en los municipios de los Cabos y de La Paz, donde afectó principalmente el huracán; sin descuidar por supuesto Comondú, Loreto y Mulegé e insistió en que hay abasto suficiente de alimentos, agua, combustibles y medicinas.
En cuanto a la iniciativa privada también se avanza con el restablecimiento de sus servicios, para nosotros es necesario que se reactiven, no para que la empresa gane dinero; sino para restablecer la seguridad económica de muchas familias, porque el trabajador que ve que su empresa está cerrada o destruida le da incertidumbre si el día de mañana tendrá un pago, entonces nos interesa que se reactiven, dijo.
El problema generado por Odile en el estado se atiende por etapas, la primera era preventiva lo que permitió salvar miles de vida, “luego cuando pegó el huracán debíamos estar resguardados y al día siguiente establecer una etapa de identificación para saber a dónde dirigir los esfuerzos y dar tiros de precisión, una etapa en que todavía se está trabajando”, dijo.

Respecto a la tormenta tropical Polo, dijo que este fenómeno se debilita y se interna en el océano; sin embargo dijo que se mantendrá la vigilancia y en caso necesario tomar las medidas necesarias para resguardar la seguridad de las familias.